Noticias numismática y coleccionismo

El Papa Pío XI (1922-1939)

El papado de Pío XI se caracterizó por la resolución de la llamada «cuestión romana», tema pendiente desde la ocupación de los Estados Pontificios por el Reino de Italia en 1870. Los pactos de Letrán firmados en febrero de 1929 por el secretario de estado de la Santa Sede, Pietro Gasparri, en representación de Pío XI, y por el primer ministro de Italia Benito Mussolini, crearon el Estado de la Ciudad del Vaticano, reconociendo su soberanía e independencia.
foto El Papa Pío XI (1922-1939)
Nació el 31 de mayo de 1857 en Desio, Milano, Lombardía-Venecia, como Ambrogio Damiano Achille Ratti (el nombre de Ambrogio, en honor de su abuelo, quien era padrino de bautismo). Su padre Francesco Ratti fue director de diversas fábricas de seda, lo que obligó a su familia a constantes traslados. Su madre Teresa Galli, originaria de Saronno, era hija de un hotelero. Era el cuarto de cinco hijos. Comenzó su carrera eclesiástica siguiendo el ejemplo de su tío Damiano Ratti, estudiando primero en el seminario de Seveso (1867), y luego en Monza. Desde 1874 formó parte de la Tercera Orden Franciscana. En 1875 comenzó sus estudios de teología, los tres primeros años en el Seminario Mayor de Milán y el último seminario en Seveso. En 1879 estuvo en Roma en el Colegio Lombardo. Fue ordenado sacerdote el 20 de diciembre de 1879 en Roma. Desde 1882 hasta 1907 fue profesor de teología en el Seminario de San Pedro Mártir, y de sagrada elocuencia y lengua hebrea en el Seminario Teológico de Milán. Entre 1907 y 1911 fue prefecto de la Biblioteca Ambrosiana de Milán. Llamado por Pío X a la curia romana, se convierte en viceprefecto de la Biblioteca Vaticana en 1912; prefecto de la misma, canónigo de la Patriarcal Basílica Vaticana y protonotario apostólico en 1914. En 1918 es nombrado visitador apostólico en Polonia y Lituania. Por su extensa actividad, Pío XI habría de merecer diversos títulos: «el Papa de las encíclicas», por haber escrito una treintena de estas; «el Papa de los concordatos», al buscar mejorar las condiciones de la Iglesia en diversos países mediante la firma de 23 convenios; «el Papa de la Acción Católica», pues uno de los principales objetivos de su pontificado fue organizar a los laicos a través de la Acción Católica, con el fin de cristianizar todos los sectores de la sociedad; «el Papa de las misiones», por su impulso a la actividad misionera y, «el Papa de las canonizaciones».

Algunas frases del documento sobre la Iglesia Católica durante el 3er Reich en Alemania son las siguientes:
Solamente espíritus superficiales pueden caer en el error de hablar de un Dios nacional, de una religión nacional, y emprender la loca tarea de aprisionar en los límites de un pueblo solo, en la estrechez étnica de una sola raza, a Dios, creador del mundo, rey y legislador de los pueblos, ante cuya grandeza las naciones son como gotas de agua en el caldero (Is 40, 5).
Pío XI, Mit brennender Sorge, 15

Pío XI murió el 10 de febrero de 1939, cuando apenas faltaban unos meses para que estallase la Segunda Guerra Mundial.







V. Craven-Bartle

C/ Joaquín Costa, 54 bajo.
46005 Valencia.
Teléfono: 96 395 49 51
Fax: 96 395 49 51


Miembro y Socio Fundador de la Asociación
Española de Numismáticos Profesionales (A.E.N.P.)
logos