Sobre coleccionar

Pasos iniciales

Una cuestión importante, que se sigue sólo en uno de cada millón de casos, es plantearse lo que uno está haciendo, porqué y cómo...

Para el coleccionista que empieza unas ideas:

  1. Lo primero, comprarse un catálogo para ver que monedas hay y su valor, para poder hacer una mínima planificación de lo que se puede coleccionar y lo que es factible, tenga en cuenta que el estado de conservación es determinante en el valor de una moneda, siempre podrá hacer una colección de piezas en calidad normal con un coste económico, en calidad intermedia ya suben los precios pero en todo caso habría que ver lo que a uno le vale la pena, y finalmente coleccionar piezas en primera calidad, no es imposible, pero es otro tema y en calidad lujo ni le cuento.

  2. Es conveniente tener una lupa con 5 aumentos para ver detalles, en especial para la moneda española, también deben aprender a conocer cuestiones de las monedas que les afectan, como los golpes, la corrosión, el desgaste, etc.

  3. El que colecciona tiene la obligación de conocer el mercado para saber dónde poder comprar, tanto directamente como a distancia. En principio aconsejo ir viendo, comprar por aquí y por allá, no desechar a nadie, y aunque sea un comerciante más caro ver lo que vende. Cuando tenga suficientes conocimientos ya podrá elegir que proveedores prefiere y en quién puede confiar, pues nos ocurre a todos que nadie sabe de todo y a menudo hay que pedir consejo, para no perderse.

  4. Sobre la cuestión de precios, los catálogos los llevan pero no se pueden tomar al pie de la letra pues en general son más bien orientativos. Es mejor ver el mercado o consultar a un profesional lo que puede costar. Sepan que los precios varían mucho dependiendo del grado de conservación. Por otra parte es necesario establecer que va a buscar primero: calidad o precio, aconsejo no dejarse cegar buscando precio antes que buscar una calidad aceptable o una pieza bonita, con el tiempo lo bien comprado sube de precio y lo malo no. Tengan en cuenta que las monedas no se han hecho para coleccionar y que lo que valen son las calidades altas. Una buena norma es comprar lo que le guste: poniendo el precio en 2° lugar, no se equivocará. Inicialmente no le importe cometer errores e incluso pagar más de lo que vale o comprar piezas deterioradas, le servirá de experiencia y sólo el tiempo le dirá si sus decisiones fueron acertadas o no, o si una compra fue una buena inversión o no. Lo importante es  formar una colección que sea interesante y valga la pena.

  5. A la hora de guardar las monedas, en un principio, que ni se tiene gran cantidad de piezas ni una gran organización ni experiencia, lo mejor es guardarlas en un álbum. Más adelante, cuando la colección vaya perfilándose tendrá que elegir cada tipo de moneda cómo guardarla. Desde luego se pueden combinar los sistemas, dependiendo del tipo de moneda y el valor y atendiendo a cuestiones de la mejor forma de conservarlas, si se trata de cobre rojo nuevo es conveniente no esté en contacto directo con el plástico, si son monedas antiguas y oscura mejor que no estén encartonadas pues no se ven bien, si son de plata PROOF encartonarlas para que no cojan coloraciones o ponerlas si a uno le gusta en cápsulas, etc. No deseche ningún sistema sino mire lo que ofrece el mercado y pida consejo antes de decidirse, al final la inversión puede no irse mucho de un sistema a otro, como comprar muchos álbumes con hojas puede equivaler a un archivador, también mire el espacio que ocupan, y desde luego, si va teniendo piezas de valor vaya pensando en una caja fuerte.

  6. ¿Qué coleccionar?: aquí debe plantearse que tipo de coleccionista es usted, si es que lo sabe, ¿le gusta coleccionar temas o piezas concretas o por el contrario puede tener piezas de todos sitios y de todos los periodos sin que esto le represente un problema? Sobre el coleccionismo hay monedas y billetes (papel moneda), de moneda está la española, la extranjera o la antigua: española (que es lo que más se encuentra en España) hay lo moderno, el Centenario, Borbones, Austrias y medieval (hispano árabe, castellano y de otros: Navarra, Aragón, Cataluña, Valencia, Baleares, Rosellón...), de extranjero se pueden hacer países concretos o también ir picoteando, porque a veces la labor es imposible pues no se encuentran las monedas que uno busca, y de moneda antigua hay griego (podrá comprar una cantidad de piezas pero no es fácil tener muchas), ibérico e hispano-romano (puede coleccionarse), romano (aquí hay un campo bastante amplio),bizantino y otros.






V. Craven-Bartle

C/ Joaquín Costa, 54 bajo.
46005 Valencia.
Teléfono: 96 395 49 51
Fax: 96 395 49 51


Miembro y Socio Fundador de la Asociación
Española de Numismáticos Profesionales (A.E.N.P.)
logos